Beta

Noticias

Violencia intrafamiliar y abuso - Orlando Reyes - 24 Septiembre 2014

Estadísticas muestran que la casa es el lugar en donde más se presenta la violencia en la familia.

Satanás usa la violencia como arma para cuatro propósitos:

1. Apartarnos de la bendición de Dios

2. Formar fortalezas de dolor

Cuando construimos paredes, recuerdos y muros de dolor, la desesperanza entra en nuestra vida. Sin embargo, Jeremías 17:7-8 dice: “Bendito el hombre que confía en el Señor, y pone su confianza en él. Será como un árbol plantado junto al agua, que extiende sus raíces hacia la corriente; no teme que llegue el calor, y sus hojas están siempre verdes. En época de sequía no se angustia, y nunca deja de dar fruto”.

3. Alejarnos del valor de la gracia

Cuando hemos vivido la violencia, la gracia deja de importarnos y el amor de la muerte de Jesús en nosotros se opaca. La gracia sin embargo, nos revela a Cristo.

4. Hacer que solo salgan palabras de maldición de nuestra boca

La violencia resalta el rechazo y siembra inseguridades en nosotros.

¿Cómo sanar la violencia y sacarla de nuestra vida?

1. Saber que en el mismo lugar donde Dios estuvo cuando Jesús fue a la cruz, estuvo cuando estábamos siendo maltratados.

A veces sufrimos las consecuencias de personas que deciden vivir en desobediencia pero debemos saber que Dios sí estuvo y está con nosotros cuando pasamos por momentos de dolor.

2. Perdonar

Sólo podemos perdonar cuando comprendemos que hemos sido perdonados por Dios.

3. Creer la Palabra de Dios que trae bendición

Isaías 55:10-11: “Así como la lluvia y la nieve descienden del cielo, y no vuelven allá sin regar antes la tierra y hacerla fecundar y germinar para que dé semilla al que siembra y pan al que come, así es también la palabra que sale de mi boca: No volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo deseo y cumplirá con mis propósitos”.

4. Buscar la reconciliación

Dios quiere que reconciliemos al pecador con él, pero primero debemos estar reconciliados nosotros con esa persona. Los que hemos creído en Jesús tenemos el don de la reconciliación.

 

Predicación del 24 Septiembre 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Orlando Reyes. #SuPresenciaenInternet

¿Puedes levantar mis brazos? - Carlos Olmos - 3 Septiembre 2014

El enemigo le teme a la iglesia y ha usado estrategias para dividirla.

Juan 13:35 dice: “De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros”. La base de la iglesia es el amor, este debe ser un lugar en donde las personas nos amemos a pesar de las diferencias.

Romanos 5:8: “Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros”.

¿Cómo mostramos amor por los demás?

Santiago 2:15-17 dice: “Supongamos que un hermano o una hermana no tienen con qué vestirse y carecen del alimento diario, y uno de ustedes les dice: «Que les vaya bien; abríguense y coman hasta saciarse», pero no les da lo necesario para el cuerpo. ¿De qué servirá eso? Así también la fe por sí sola, si no tiene obras, está muerta”. La fe y las obras van de la mano.

Lucas 10:33 narra la historia del samaritano que sintió compasión por el hombre herido en medio del camino.

La compasión era un estilo de vida de Jesús.

Mateo 18:33 dice: “¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?” Debemos tener compasión de los demás de la misma manera en que Dios ha tenido compasión de nosotros.

1 Pedro 3:8 dice: “En fin, vivan en armonía los unos con los otros; compartan penas y alegrías, practiquen el amor fraternal, sean compasivos y humildes”.

Orar por otros es el primer paso de la compasión, interceder por ellos es levantar sus brazos; debemos hacer ambas cosas.

Predicación del 3 Septiembre 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Carlos Olmos. #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Etiqueta: 
Tipo: 
Audio y Video

Oración 30 de Septiembre de 2014 - Pastor Andrés Corson

Oración del 30 Septiembre de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Oración Jueves 18 de Septiembre del 2014 - Henry Pabon

Oración del 18 septiembre de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Henry Pabón. #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Etiqueta: 
Tipo: 
Audio

Podemos observar pero no juzgar - Pastor Andrés Corson - 31 Agosto 2014

En el libro del Génesis vemos que la serpiente convenció a Adán y Eva de pecar, sin embargo ninguno de los dos asumió su responsabilidad, esa es una tendencia del ser humano (Génesis 3: 1-13). El hombre es tentado a hacer algo que, en su corazón, él ya deseaba hacer.

En vez de reconocer su pecado Adan y Eva le echaron la culpa a otros de su desobediencia.

Pensar que todos, menos nosotros, somos responsables de lo que hacemos es una estrategia de Satanás. El arma más poderosa para derrotar al diablo es la confesión de pecado. Satanás habita en la oscuridad pero cuando reconocernos nuestro pecado lo ponemos en un lugar de luz.

Cuando pecamos somos tentados a:

1. Justificar lo que hemos hecho.

2. Buscar un culpable: culpamos a Satanás, a otros, a Dios.

3. Juzgar: el pecado que cometemos es la consecuencia inevitable de nuestros juicios. Mateo 7:1-2 dice: “No juzguen a nadie, para que nadie los juzgue a ustedes. Porque tal como juzguen se les juzgará, y con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes”.

Sobre el juicio:

  • Podemos observar pero no juzgar, no podemos juzgar sin saber la motivación con que las otras personas actúan.
  • Cuando juzgamos salimos de la gracia, es como cavar nuestra propia tumba.
  • El juicio muestra lo que hay en nuestro corazón. Romanos 2:1: “Por tanto, no tienes excusa tú, quienquiera que seas, cuando juzgas a los demás, pues al juzgar a otros te condenas a ti mismo, ya que practicas las mismas cosas”.

4. El juicio es un bumerán. A menos que nos arrepintamos ese bumerán se va a devolver.

Predicación del 31 Agosto de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Oración 16 de Septiembre del 2014 - Pastor Andrés Corson

Oración del 16 Septiembre de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

El pasto siempre es más verde al otro lado de la cerca - Juan Pablo Landínez - 27 Agosto 2014

"El pasto siempre es más verde al otro lado de la cerca”, cuando tenemos este tipo de pensamiento nuestra mente se aleja de la realidad y nos lleva a creer que necesitamos vivir una vida diferente a la que tenemos.

Debemos aprender a amar nuestra vida, los expertos dicen que tenemos que aprender a desear lo que tenemos y no lo que no tenemos. Cuando pensamos lo contrario damos lugar a la envidia.

¿Qué es la envidia?

Es creer que los demás tienen mejores cosas que nosotros. Es el dolor interno que sentimos debido al éxito de otra persona.

Eclesiastés 4:4 dice: “He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu”.

Debemos reconocer si hay envidia en nuestro corazón para que Dios nos ayude a manejarla, esta es una mala semilla que impide que nos relacionemos con el Espíritu Santo. Cuando nos comparamos con otra persona dejamos de comprender el propósito para nuestra vida.

¿Cómo acabar con la envidia?

1. Reconocer que Dios da una medida de prosperidad diferente a cada persona. Es importante saber que Dios es bueno y que no nos dará menos de lo que necesitamos. Mateo 13:5 dice: “Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré»”.

2. Pedir la medida de prosperidad apropiada para el momento que estamos viviendo. Recibir el éxito sin estar preparados es peligroso. Por eso debemos pedirle a Dios que nos dé la medida óptima para cada momento y así podamos ser buenos mayordomos.

Cada uno de nosotros puede ser la mejor versión de lo que Dios ha creado y eso podemos lograrlo usando nuestros dones y siendo responsables con los talentos que Dios nos ha dado.

Además, Mateo 6:33 dice: “Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas”.

Por eso vale la pena que nos preguntemos, ¿qué estamos haciendo para buscar el reino de Dios?

Dios es abundante y su forma de dar es ilimitada, por eso podemos confiar en que él tiene un plan perfecto para nosotros sin importar lo que tiene la persona que está a nuestro lado.

3. Confesar que sentimos envidia. Cuando le decimos a Dios lo que sentimos la victoria sobre la envidia está más cerca.

4. Reconocer que no merecemos nada de lo que hemos recibido y que todo lo que tenemos lo tenemos por gracia.

Predicación del 27 Agosto de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Juan Pablo Landínez. #SuPresenciaenInternet

La antorcha y la espada - Consuelo Salazar - 13 Agosto 2014

Esta prédica se basa en la compilación de catorce años de visiones, sueños y experiencias proféticas de Rick Joyner, escritas en su libro La antorcha y la espada.

La antorcha

Es la luz de la presencia de Dios y debemos llevarla siempre como garantía de permanecer cerca de él. Su luz proviene de Dios pero nosotros debemos mantenerla encendida. No hay poder sobre la tierra que pueda extinguirla si el portador camina con Dios.

Si aprendemos a permanecer en la presencia de Dios podremos llevar todo lo que hemos recibido de él e impartirlo a muchos, así serán atraídos hacia él. Aunque la antorcha nos da gran influencia no debemos amar más esa influencia que la presencia de Dios.

Dios anhela que caminemos con él hasta que estemos más a gusto en el reino celestial que en la tierra, pero para eso debemos adquirir disciplina y firmeza.

La espada

Es un arma poderosa y grande pero se hará pesada si intentamos empuñarla con nuestras propias fuerzas. Es la Palabra, en especial la palabra de redención. Marcos 10:45 dice que “El hijo del hombre vino para dar su vida en rescate por muchos”.

Mediante la Palabra tenemos respuesta a cada problema humano. Si la recibimos en el corazón permanecerá en nosotros, nunca dejaremos de crecer y desde allí abrirá nuestra mente.

Dios quiere que en medio de la oscuridad que invade al mundo, llevemos la antorcha y la espada que son su amor y su redención.

La estrategia

Cuando nos enfrentamos al enemigo es muy importante encontrar el líder que hay en nosotros y en los que nos rodean, reconocer las armas efectivas que tenemos, discernir los talentos y el llamado que tenemos en Dios. Esto es más importante que intentar encontrar una debilidad en nuestro enemigo.

Debemos aprender a caminar con Dios en medio de la maldad, solamente de su mano venceremos.

Así como la maldad ha aumentado, Dios también entrega su amor y su redención de manera abundante y poderosa.

Debemos sostener la antorcha y la espada, vivir en la presencia manifiesta de Dios y tener su palabra en el corazón y en la mano. Debemos crecer en la luz más rápido de lo que crece la oscuridad.

Predicación del 13 Agosto de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Consuelo Salazar. #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Etiqueta: 
Tipo: 
Audio y Video

Oración 11 de Septiembre de 2014 - Pastor Andrés Corson

Oración del 11 Septiembre de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

El gozo del Señor es mi fortaleza - Natalia Nieto - 24 Agosto 2014

Tristeza y melancolía son dos sentimientos normales que Dios puso en nuestro corazón, pero cuando se prolongan son una señal de peligro porque pueden causar depresión.

Algunos síntomas de depresión:
  • Tristeza profunda
  • Ataques de rabia
  • Pérdida de interés en las actividades
  • Dificultad para concentrarse
  • Trastorno del sueño
  • Ideas suicidas
  • Dolores de estómago o de cabeza

La depresión se genera por causas internas y externas. Las internas tienen que ver con desórdenes hormonales que pueden ser heredados, para tratarlos es necesario ir al médico.

Las causas externas pueden ser: no cerrar ciclos, abandono, enfermedades críticas que causaron aislamiento, entre otras.

En la Biblia podemos ver a varias personas que pasaron por momentos de crisis, uno de ellos es Habacuc.

¿Cómo Habacuc salió de la crisis?

Habacuc 3: 17-19 dice: “Aunque la higuera no florezca ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo y los labrados no den mantenimiento, aunque las ovejas sean quitadas de la majada y no haya vacas en los corrales, con todo, yo me alegraré en Jehová, me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová, el Señor, es mi fortaleza; él me da pies como de ciervas y me hace caminar por las alturas".

¿Qué hizo Habacuc?

1. Creyó: él creía que su vida era importante para Dios.

2. Le contó a Dios cómo se sentía: debemos creer que Dios siempre va a escuchar. Después de abrir su corazón Dios le respondió a Habacuc.

3. Escribió las promesas de Dios: Habacuc 2:2-3 dice: “Jehová me respondió y dijo: «Escribe la visión, grábala en tablas, para que pueda leerse de corrido. Aunque la visión tarda en cumplirse, se cumplirá a su tiempo, no fallará. Aunque tarde, espérala, porque sin duda vendrá, no tardará»”.

En momentos de crisis necesitamos plasmar lo que Dios dice porque eso es lo que nos dará esperanza.

4. Se quejó y después sí oró: Dios nos da el espacio para expresar nuestra queja pero esa queja debe tener un límite porque la queja no es una oración.

Cuando oramos sin queja, logramos caminar en las alturas y descubrimos que el gozo viene de Dios.

Predicación del 24 Agosto de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Natalia Nieto. #SuPresenciaenInternet

Los 613 mandamientos - Pastor Andrés Corson - 20 Agosto 2014

Pablo no predicó en contra de la ley de Dios sino en contra de quienes decían que era necesario cumplir la ley para ser salvos.

La Biblia dice en Efesios 2:8-9 que somos salvos por gracia y que nadie puede jactarse de ser salvo porque es un regalo.

Pero, que no necesitemos obras para ser salvos no significa que tengamos permiso para pecar.

Somos salvos por gracia por medio de nuestra fe en Jesús para buenas obras. Romanos 3:3-1 dice: “Entonces, si hacemos énfasis en la fe, ¿eso significa que podemos olvidarnos de la ley? ¡Por supuesto que no! De hecho, sólo cuando tenemos fe cumplimos verdaderamente la ley”.

Guardamos la ley porque queremos ser santos y agradar a Dios. También para disfrutar los beneficios de la obediencia (Josué 1:8), la ley de Dios nos da felicidad (Salmo 119:35), la ley de Dios nos hace sabios (Salmo 19:7).

La ley de Moisés tiene 613 mandamientos que no tenemos que cumplir gracias al nuevo pacto, algunas de estas normas son por ejemplo las leyes ceremoniales, las leyes del templo, las leyes judías como la circuncisión o las fiestas. No tenemos que cumplir las normas de la dieta judía ni guardar las leyes civiles de la nación de Israel.

Sin embargo, que no tengamos que cumplir esta ley no significa que no sirva. Lo que sucede es que a partir de la cruz Dios escribió la ley con su dedo en nuestro corazón, eso significa que, cuando leemos la ley, el Espíritu Santo nos indica cuáles de los 613 mandamientos de la ley de Moisés deberíamos cumplir y cuáles no.

Estas son algunas leyes que podemos guardar por amor a Dios:

Positivas:

  • Tener una relación con Dios
  • Creer en él y en que es el único Dios
  • Amar a Dios
  • Temer a Dios
  • Servirle a él
  • Vivir conforme a su Palabra
  • Santificar su nombre

Leyes negativas (lo que no debemos hacer):

  • Tener ídolos
  • Sacrificar a los hijos
  • Levantar imágenes a dioses
  • Consultar espíritus
  • Profetizar falsamente
  • Adivinación, hechicería, conjuros, invocar espíritus, servir de mediums
  • Mujeres vestirse con ropa de hombre y hombres con ropa de mujer
  • Marcar el cuerpo con tatuajes para rendirle culto a esas imágenes
  • Usar el nombre de Dios en vano
  • Aprovecharnos de otros en los negocios.

Predicación del 20 Agosto de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Oración 9 de Septiembre del 2014 - Pastor Andrés Corson

Oración del 9 Septiembre de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet