Predicaciones

Los que aman a Dios - Pastor Andrés Corson - 27 Abril 2014

¿Realmente amo a Dios?

Romanos 8:18 dice que Dios dispone todo para bien a quiénes lo aman.

Según 2 Corintios 2:11 solo mi propio espíritu conoce mis pensamientos, los demás pueden juzgar mis acciones pero solo Dios conoce mi corazón, los seres humanos evalúan mi actitud y miden el nivel de amor que siento hacia Dios por lo que ellos creen que es correcto.

Este pueblo me honra con sus labios, pero su corazón está lejos de mí. Su adoración es una farsa porque enseñan ideas humanas como si fueran mandatos de Dios”. Mateo 15: 8-9

El verdadero amor dura para toda la vida y se adquiere a través de un compromiso.

Sin embargo aunque los hombres juzguemos lo externo, Dios no lo hace. Hebreos 6:10 dice que Dios no se olvidará del sacrificio que hemos hecho con nuestro servicio. El amor a Dios no se muestra solamente en la adoración sino que también se evidencia en el precio que hemos tenido que pagar por seguir a Cristo. ¿He muerto por amor a Dios?

¿Qué es amar a Dios?

1. Complacerlo al conocer Su palabra y obedecerla: Juan 14:15 dice “Si me aman, obedecerán mis mandamientos”.

2. Amar a la iglesia: 1 Juan 5:1 dice “Todo el que cree que Jesús es el Cristo, ha llegado a ser Hijo de Dios”. Es necesario preguntarnos: ¿Amo a los demás? ¿Amo la iglesia?

3. No amar al mundo: Santiago 4:4 dice “¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios”.

4. Morir a todo lo que considerábamos valioso: Filipenses 3 :7-8 dice “Antes creía que esas cosas eran valiosas, pero ahora considero que no tienen ningún valor debido a lo que Cristo ha hecho. Así es, todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo”.

Amarlo es una decisión que tomamos no es un sentimiento, es un compromiso audible y visible.

Sin embargo el amor va a ser probado en el desierto y en la tierra prometida, en la escasez y en la abundancia. El amor hacia Dios va a ser probado cuando todo salga bien y cuando todo salga mal.

La verdadera representación del amor lo encontramos en 1 de Corintios 13: 4-7

  • El amor es paciente
  • El amor es una representación de la bondad, y no es un sentimiento si no una decisión
  • No es celoso. ¿Cuántas veces he comparado la bendición de Dios sobre la vida de otras personas siendo envidioso?
  • No es orgulloso ni presumido
  • No es ofensivo ni egoísta. ¿Ofendo a Dios con mis quejas?
  • El amor no se enoja fácilmente ni lleva registro de las ofensas
  • El amor no se alegra con las injusticias de lo contrario, se alegra por la victoria de la verdad
  • Nunca se da por vencido. Siempre le cree a Dios
  • El amor es leal, permanece, cual sea la circunstancia. Él prefiere la lealtad antes que una alabanza extravagante Dios es como una mujer que desea y quiere oír mis palabras de amor hacia Él.

Predicación del 27 Abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Familias sobrias - Natalia Nieto - 23 Abril 2014

¿Crees que es pecado consumir alcohol?
¿Cuántos tragos son permitidos para un cristiano?

Con estas preguntas Natalia Nieto empieza su prédica y agrega: “El consumo de alcohol es una decisión que cada uno debe tomar en su libre albedrío. No hay un versículo en la Biblia que prohíba el consumo de alcohol. Es una decisión personal”.

Decir no al trago hace que las demás decisiones en tu vida estén tomadas, decisiones como, si llegaras virgen al matrimonio, si preferirás agradar a Dios o a las personas, si podrás soportar la presión de los demás.

“Como líderes no tomamos alcohol por amor a otros, por amor a aquellos para quienes un solo trago puede ser la causa de su caída”

Romanos 14: 21 dice: “Es mejor no comer carne ni beber vino ni hacer ninguna otra cosa que pudiera causar tropiezo a otro creyente”.

Muchos jóvenes creen que no tienen ningún problema porque no son alcohólicos. Sin embargo, están hundidos porque en su familia hay patrones de consumo de alcohol y dependen del trago aunque no lo consuman todos los días.

Una familia que no es sobria genera patrones enfermizos, estas son algunas características de estas familias:

  • No se manejan los roles
  • Prima el sentimiento de inseguridad
  • Los límites no son claros
  • Abuso sexual, verbal y físico
  • Manipulación
  • Problemas financieros
  • Desorden sexual
  • Evasión de problemas
  • Complejos de inferioridad en los hijos

 

Conoce a Daniel un joven con un testimonio sorprendente:

En su familia consumían alcohol en reuniones pero sus abuelos y varios de sus tíos eran alcohólicos.

Probó el trago a los 11 años, se emborrachó por primera vez a los 12. A los 18 años cuando entró a la universidad empezó a beber con más frecuencia hasta que bebió todos los días hasta los 21 años.

Empezó a jugar en casinos para beber. Robo a sus padres y apostaba millones.

Eso lo llevo a consumir cocaína para pasar el guayabo.

Perdió la universidad, la relación con sus papás, dinero, tiempo, confianza en sí mismo y en los demás.

Lo más duro fue reconocer que tenía un problema. Y decir: “soy alcohólico”.

Entonces llegó a la iglesia y desde el primer día en que puso un pie en ella dijo: “no me tomo un trago más”. Sin embargo, lo que venía para él sería una serie de decisiones para apoyar esta declaración.

Dios lo rodeó de personas que lo ayudaron a permanecer sobrio. Sin embargo, él tuvo que poner límites, decirle no a muchas personas, tomar decisiones diarias como no consumir alimentos que sean preparados con alcohol o vinagre, en palabras de Daniel: “eso dispara mi cerebro”.

Consejos si estás luchando con el alcohol:

  1. Reconocer que tienes un problema si sientes que necesitas el alcohol para ser creativo, gracioso, estar alegre, disfrutar la comida, estar con amigos, dormir bien, encajar en un grupo, evadir un tema, quitar la culpa.
  2. No des papaya, no te sientes con personas que toman licor, huye de la tentación.
  3. Define la visión frente a este tema en el matrimonio.
  4. Habla claramente acerca del tema.
  5. Finalmente, recuerda: Efesios 5:18: “No se emborrachen con vino, porque eso les arruinará la vida. En cambio, sean llenos del Espíritu Santo”.

Predicación del 23 Abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Natalia Nieto. #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Etiqueta: 
Tipo: 
Audio y Video

¿Cuál es tu rollo/tu película? - Pastora Rocío Corson - 20 Abril 2014

¿Cuál es tu género de películas favorito?

¿Qué tanto te gusta el drama y qué tanto lo vives cada día?

La pastora Rocío Corson empieza su prédica hablando de cine, para luego decirnos que muchas veces le ponemos demasiado drama a nuestra vida.

Mira estos comportamientos y responde, ¿qué tanto drama hay en tu vida?

1. ¿Eres dramático?: es cuando te desanimas desanimas fácilmente por las circunstancias y todo implica peligro de muerte. El Salmo 42:5 dice: “¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!”.

2. ¿Eres trascedental?: es cuando todo te parece más grave de lo que en realidad es. Cuando cargas con una nube negra todo el tiempo.

3. ¿Eres exagerado?: es cuando le das a las cosas más importancia de la que merecen y sobredimensionas los efectos negativos de una situación.

4. ¿Eres gritón?: no importa lo que grites, los gritos quitan la paz. ¿Qué tal si haces un ayuno de gritos? Efesios 4:31. “Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia”.

Date cuenta de que con tanto drama lo que haces es avergonzar a Dios. El drama empieza en tu mente porque te armas videos con finales trágicos.

Sin embargo, recuerda siempre que Dios es experto en coger películas de terror y darles finales felices.

Otro problema se da cuando no vives en el drama sino en la ficción, cuando tienes una vida “ficti” en la que, como en este tipo de películas, todo es perfecto pero nada existe, nada es real.

En la vida real tienes sentimientos que muchas veces son negativos. No debes negar la existencia de estos sentimientos, lo importante es qué harás con ellos.

A tu vida pueden hablar tres voces: la tuya, la del Diablo y la de Dios. Los pensamientos que resultan de escuchar esas voces producen sentimientos que gobernarán tu vida. Por eso es importante que expreses tus sentimientos a Dios porque reprimirlos solo te va a frustrar.

Salmo 34:4-5 y el Salmo 142:2 son Salmos imprecatorios y son un excelente ejemplo de cómo llevar los sentimientos negativos delante de Dios.

En estos Salmos, David expresa su enojo y su deseo de vengarse de sus enemigos, le pide a Dios que los destruya, que acabe con ellos. Sin embargo, en seguida David exalta a Dios y empieza a expresar su agradecimiento y a recordar todo lo que Dios hizo por él en el pasado.

No escondas tus sentimientos de Dios, solo él puede liberarte de los malos sentimientos, hablar de ellos con Dios debe ser un hábito y volverse un estilo de vida.

Lo que hablas es muy importante, Proverbios 18:21 dice que la vida y la muerte están en el poder de la lengua. Por eso tus sentimientos deben pasar por un filtro.

Cuando enfrentes una situación difícil piensa:
  • ¿Qué es lo peor que puede pasar?
  • ¿Me voy a morir de esto?
  • ¿Es realmente tan grave?
  • ¿Qué voy a hacer con mis sentimientos?
  • ¿A quién se los voy a entregar?
  • ¿Qué voy a confesar?

Predicación del 20 Abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia – Bogotá – Colombia por la Pastora Rocio Corson. #SuPresenciaenInternet

Estoy estresado - Pastor Andrés Corson - 13 Abril 2014

Por más que te estreses, hay muchas cosas que no puedes cambiar. Esta es una paráfrasis de lo que dice en Mateo 6:27:

“¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida?”.

¿Qué es el estrés?

Un sentimiento que experimentamos cuando estamos bajo presión.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Dificultad para desconectarte del problema
  • Sentimiento de irritabilidad y depresión
  • Deseo de aislarte
  • Dolores que no tienen explicación médica
  • Tensión muscular
  • Alergias
  • Problemas estomacales
  • Cansancio, agotamiento y pesadez
  • Pérdida del apetito

¿Qué lo ocasiona?

  • Los cambios
  • La muerte de un ser querido
  • Tener un nuevo integrante en la familia
  • Adquirir responsabilidades nuevas
  • Decisiones que debes tomar
  • Tener que elegir entre dos cosas que parecen igualmente atractivas o dos que no te gustan
  • Los problemas
  • Los ruidos
  • Gente fastidiosa
  • Expectativas irreales respecto a cosas como el matrimonio o los viajes
  • Adquirir un defecto físico
  • Hablar en público

Lo importante es aprender a manejar estas situaciones pues el estrés es particularmente dañino cuando permites que afecte tu cuerpo, tu mente y tus emociones. También cuando otras personas se ven afectadas por la forma en que reaccionas cuando estás estresado.

¿Cómo hacer que el estrés no te controle?

a. Identifica las situaciones que te producen estrés

b. No permitas que el estrés te domine y mantén bajo control la situación que está ocasionando estrés

Jesús también vivió situaciones que pudieron llevarlo a sentir estrés: la muerte de Juan, ser perseguido constantemente, las acusaciones de la gente que lo perseguía, la gente que se burlaba de él.

Para evitar el estrés es importante:

  1. Aprender a decir no.
  2. Oír la voz de Dios y obedecerla. Hebreos 10:16 dice: “Este es el nuevo pacto que haré con mi pueblo en aquel día -dice el Señor-: Pondré mis leyes en su corazón y las escribiré en su mente”. Escuchar la voz de Dios es algo que vamos desarrollando con la práctica.
  3. Pasar tiempo con Dios. Mateo 11:28 dice: “Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso”.
  4. Confiar en Dios. Proverbios 3:5-8: “Confía en el Señor con todo tu corazón, no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar. No te dejes impresionar por tu propia sabiduría. En cambio, teme al Señor y aléjate del mal. Entonces dará salud a tu cuerpo y fortaleza a tus huesos”.
  5. Disfrutar la vida. Juan 10:10 dice: “El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; mi propósito es darles una vida plena y abundante”. Alégrate en medio de la situación estresante, busca la paz en Dios.
  6. Aprende a descansar. Éxodo 34:21: “Tienes seis días en la semana para hacer tu trabajo habitual, pero el séptimo día dejarás de trabajar, incluso durante la temporada del arado y de la cosecha”. Descansar es cambiar totalmente de actividad.

Predicación del 13 Abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Jesús llevó nuestras enfermedades - Pastor Andrés Corson - 6 Abril 2014

Jesús soportó nuestros dolores y cargó con nuestras enfermedades para entendernos pero también para ayudarnos, Isaías 53:4.

Para ser sanos físicamente debemos primero recibir sanidad en las demás áreas.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad?

1. Pecado: puede ser el nuestro o el de nuestros familiares, sin embargo, en la cruz, Jesús declaró el fin del dominio de la muerte sobre el cuerpo. Si queremos ser sanos tenemos que creer que nuestros pecados son perdonados.

2. Maldiciones generacionales: los genes que causan ciertas enfermedades también se heredan, por eso es bueno estudiar por lo menos tres generaciones atrás para establecer hábitos para prevenirlas.

3. Ataduras sexuales: son una puerta abierta a las enfermedades. 1 Corintios 6:18 dice: “¡Huyan del pecado sexual! Ningún otro pecado afecta tanto el cuerpo como éste, porque la inmoralidad sexual es un pecado contra el propio cuerpo”.

4. El trauma del abuso sexual le abre la puerta a muchos demonios pero sobre todo al de enfermedad.

5. Resentimiento, amargura, falta de perdón: muchas enfermedades físicas tienen su raíz en enfermedades emocionales. Sucede igual con la soledad, la incertidumbre, los complejos, el dolor del rechazo, la baja autoestima.

6. Mente: la causa de la enfermedad de muchos es mental. En Mateo 8:13 Jesús le dice al centurión: “todo se hará como has creído”. Por eso es necesario creer bien.

El único que puede cambiar lo que está en tu mente eres tú, para hacerlo es necesario leer la Biblia.

7. Las deudas, las preocupaciones, la competencia, la comparación con otros, así como el afán de tener dinero o posesiones enferman.

Las enfermedades también son el resultado de las malas decisiones que tomamos. Otras cosas que enferman son los imprevistos como caídas, accidentes y malos hábitos como el cigarrillo, el alcohol, comer comida chatarra y el sedentarismo.

Aunque Dios dispone la enfermedad para nuestro bien él no la envía. Satanás es quien manda la enfermedad. Hechos 10:38 dice: “cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”.

Si la enfermedad no es la voluntad de Dios, la sanidad sí lo es, por eso debemos orar por sanidad.

 

¿Cómo me apropio de la sanidad?

Lo principal es tener fe. Podemos usar la oración por sanidad como una estrategia para conquistar a los perdidos. Siempre que oremos por una persona que no ha recibido a Cristo como salvador podemos tener la seguridad de que Dios la sanará con el propósito de mostrarle su amor y su poder.

¿Qué hacer para recibir la sanidad?

Como creyentes debemos identificar qué ocasionó la enfermedad, después hacer la oración de fe y declarar palabra bíblica de sanidad. Aun en medio de la enfermedad debemos seguir creyendo que Dios es nuestro sanador.

 

Predicación del 6 Abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Ídolos - Juan Pablo Landínez - 2 Abril 2014

Dios desea que no tengamos ídolos. Él es un Dios celoso.

¿Que son los ídolos?

Es tener una figura o una imagen de algo que se convierte en un dios y que adoramos. Es la manera más fácil que el ser humano crea para relacionarse con un dios sin que le cueste nada.

El mundo se desvive por las rebajas, las promociones. A veces ocurre lo mismo cuon Dios, buscamos en dios con descuento con quien no cueste nada tener una relación.

Cuando sentimos que Dios no está, buscamos otro, uno que se ajuste a nuestra necesidad, un dios que no exija nada.

¿Cuáles son los ídolos más comunes?

  1. Dinero: creemos que si tuviéramos más seríamos más felices.
  2. Trabajo: muchas veces lo ponemos por encima de Dios y de nuestra familia.
  3. Personas: sean vivas o muertas se convierten en nuestros ídolos.
  4. Líderes, pastores personas de influencia, de posición social: los idolatramos y empezamos a creer que tienen poderes sobrenaturales.
  5. Imágenes: ocurre cuando creemos que para relacionarnos con Dios necesitamos darle una imagen.
  6. Ropa: sentimos que nos da estatus, poder.

Los ídolos que creamos tienen su origen en nuestro pasado. Tenemos ídolos para evitar que suceda algo malo que nos ocurrió o por el contrario para que se repita una experiencia agradable que tuvimos.

Sin embargo, en Lucas 9:62 Jesús dijo: “Nadie que mire atrás después de poner la mano en el arado es apto para el reino de Dios”.

Si continuamos mirando hacia atrás, seguiremos conformándonos con buscar a Dios para que actúe de la manera en que actuó en el pasado, limitaremos a Dios a lo que hizo antes. Eso hace que nuestro Dios poderoso se convierta en un dios pequeño.

Dios quiere manifestarse en todas sus maneras. ¿Qué tal si hoy le dices a Dios: “Yo no te conozco en esta área pero hoy te quiero conocer”?

Dios quiere ser nuestro único Dios porque:

  • El quiere ser nuestro Padre. Dios es más que disciplina y reglas.
  • Dios quiere que someta mi carne para que él pueda relacionarse con mi corazón. La carne es el mayor enemigo del creyente: contra esta luchamos todos los días. Es la que nos lleva a buscar ídolos o a crearlos.
  • Quiere que aprendamos a comunicarnos con él.
  • Quiere inspirarnos a tener una vida de esperanza y coraje.
  • Quiere que tengamos una relación intensa con él.
  • Quiere darnos instrucción, pues es un Padre que advierte peligros.
  • Quiere ser el centro de nuestra vida.

Nuestro Dios es un Dios costoso, extravagante. Excesivamente original que no está en oferta.

Para que Dios sea el centro de tu vida y el único Dios debes comunicarte con él y dejar que te influencie. Buscar instrucción en su palabra. Que él sea la persona con quien más hablas.

 

Predicación del 2 Abril de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Juan Pablo Landínez.  #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Tipo: 
Audio y Video

¿Mentalidad de esclavitud o de Reino? - Orlando Reyes - 30 Marzo 2014

Hay un lugar en donde se conoce el poder de Dios y sus infinitas posibilidades, tu mente.

Sin embargo, hay algo que impide que comprendas lo infinito que es Dios, la mentalidad de esclavitud.

Para entrar al asombroso mundo de la fe en donde Dios hace lo infinito, lo imposible, es necesario que cambies tu mentalidad de esclavitud por mentalidad de reino. La mente es susceptible de ser moldeada pero implica también un cambio de actitud.

La mentalidad de reino se activa cuando obedeces, crees, das gracias, amas y sabes que Dios tiene algo más grande para ti. Esta mentalidad permite conocer más posibilidades de lo que Dios es.

No importa si estás en el desierto, si es Dios quien te lleva saldrás bien librado. Esto le ocurrió al pueblo de Israel pero, ¿logró superar su mentalidad de esclavitud? Para que los israelitas cambiaran su forma de pensar Dios les envió el Maná. Con esto, él quería que el pueblo lo conociera como un Dios justo y suficiente.

Dios escoge algo o a alguien para que hagas esa transición hasta que tu mentalidad cambie a mentalidad de reino.

¿Cuál es el objetivo de Dios?

  1. Él quiere saber si harás lo mejor
  2. si serás agradecido con lo justo, con lo suficiente que él te da
  3. si serás fiel en administrar lo poco

Permanecer con mentalidad de esclavitud y mediocridad es pecado. Si permitimos que el pecado gobierne nuestra mente nunca podremos agradar a Dios.

Israel no superó la mentalidad de esclavitud, desearon volver atrás y recordaron lo que tenían en Egipto. Entonces, Dios mandó las codornices. Sin embargo, el pueblo tampoco apreció el milagro que Dios hizo al darles más de lo que tenían antes.

En el desierto hay milagros pero con la mentalidad de esclavitud no llegarás a darles el valor que merecen. La mentalidad de Israel no estaba preparada para recibir codornices. Tal vez Dios no ha contestado tu petición porque tu mentalidad no está preparada para recibir más. Dios tiene una tierra prometida para ti pero se asegurará de que estés listo para recibirla.

La mentalidad de Jesús fue probada en el desierto. Satanás quiso que Jesús negociara su mentalidad. Pero en Mateo 4:4 vemos la respuesta de Jesús ante la provocación de Satanás: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino también de toda palabra que salga de los labios de Dios.” Juan 6:35 dice: “Yo soy el pan de vida -declaró Jesús-. El que a mí viene nunca pasará hambre, y el que en mí cree nunca más volverá a tener sed”.

Vivimos del lenguaje de Dios y él habla a través de sus promesas. Dios usa las revelaciones porque quiere que tú sueñes pero también usa también el silencio, eso es parte de lo que sale de su boca.

Predicación del 30 Marzo 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Orlando Reyes. #SuPresenciaenInternet

El aguijón en la carne - Pastor Andrés Corson - 26 Marzo 2014

Una persona que no esconde su debilidad es mayor que una que aparenta no tener problemas. El ejemplo de una persona así es Pablo quien en 2 Corintios 12:7 dice: “Así que, para impedir que me volviera orgulloso, se me dio una espina en mi carne…”

¿Qué era esta espina? Varios pasajes de la Biblia revelan lo que pudo ser: una enfermedad en los ojos, una debilidad en su carácter como el mal genio, personas que hacían que su vida fuera difícil o circunstancias como las persecuciones que sufrió por predicar.

Tal vez has pasado por circunstancias como estas, sin embargo muchos de estos aguijones los recibimos cuando nos convertimos en seguidores de Jesús.

Mateo 5:11: dice: “Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias”.

La pregunta es, ¿estás dispuesto a soportar el aguijón que a veces viene con la bendición?

1 Pedro 4:12-13 dice: “En cambio, alégrense mucho, porque estas pruebas los hacen ser partícipes con Cristo de su sufrimiento, para que tengan la inmensa alegría de ver su gloria cuando sea revelada a todo el mundo”.

El aguijón en la carne también puede ser causado por malas decisiones como escoger mal la carrera profesional, el esposo o esposa, o incluso por los procesos que hay en la iglesia. Otros pueden ser malos hábitos como la pereza, la murmuración, heridas causadas por la falta de perdón o también los malos pensamientos.

Encuentra el objetivo de tu aguijón

Pablo expresa que ese aguijón o espina en su carne tenía el propósito de impedir que se volviera orgulloso.

En medio de la prueba es importante darle gracias a Dios, pero también preguntarte qué puedes aprender de esa circunstancia. En el caso de Pablo, si él no hubiera tenido esa espina tal vez hubiera pensado que no necesitaba de otros ni de la iglesia y se hubiera vuelto orgulloso a causa de las revelaciones que Dios le mostró.

Pablo le rogó a Dios que le quitara esta espina, sin embargo Dios le respondió:

«Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad»

o dicho de otra manera: mi gracia es lo único que necesitas, porque en lo que tú eres débil, yo soy fuerte.

 

Predicación del 26 Marzo de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

No me gusta su actitud - Pastor Andrés Corson - 23 Marzo 2014

Jesús incluyó en su equipo de trabajo a un hombre que tenía una actitud difícil de aceptar, ¿quién era?

Juan 1:45 narra que Felipe fue a buscar a Natanael y le contó que había encontrado a aquel de quien hablaban los profetas. Cuando Natanael se acercaba, Jesús lo vio y dijo: “Aquí viene un auténtico hijo de Israel, un hombre íntegro”. Tal vez, en un principio, a Jesús no le agradó la actitud de Natanael porque no se dejaba convencer fácilmente, lo cuestionaba todo y no comía cuento.

En un buen equipo de trabajo es necesario tener personas que desafían tu manera de pensar, que te confrontan y no tienen miedo de expresar sus opiniones.

¿Cómo reaccionar frente a una persona con una actitud que no es de tu agrado? La respuesta está en Filipenses 2:5 y Filipenses 2:3. Este último versículo dice: “No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos”.

Puedes sacar de tu vida a las personas que no te agradan o puedes hacer lo que hizo Jesús, él los tuvo en su equipo de trabajo. Si no te gusta la actitud de una persona, quizá es porque Dios la está usando para confrontarte o para mostrar algo en tu interior que él quiere sanar.

Pablo expresa en 1 de Corintios 12:7: “Así que, para impedir que me volviera orgulloso, se me dio una espina en mi carne, un mensajero de Satanás para atormentarme e impedir que me volviera orgulloso”. ¿Qué era ese aguijón en la carne? La Biblia no lo aclara pero pudo ser una persona, una tendencia de su carne como el mal genio o incluso una enfermedad.

Pablo continúa diciendo: “En tres ocasiones distintas, le supliqué al Señor que me la quitara. Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad»”. Si Dios no ha sacado de tu vida a esa persona que no soportas, por algo será. Lo que Dios quiere es que permanezca en tu vida hasta que resuelvas ese asunto pendiente que tienes con tu carácter.

Predicación del 23 Marzo de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Golpes a mi fe - Carlos Olmos - 19 Marzo 2014

Satanás quiere lanzarle golpes a tu fe con tres objetivos.

Él quiere que tu:

  1. Retrocedas
  2. Reniegues de Dios
  3. Pierdas tu fe

Con seguridad, aun siendo cristiano, has pasado por tiempos duros, has sentido que Dios no te habla y ha llegado el desanimo a tu vida.

Personas de la Biblia también pasaron por eso:

1. Job: perdió todo en un día. ¿Cuál de estas sería la prueba más difícil de Job?

Quizá la más dura fue el momento en que Dios guardó silencio, por eso, en la Biblia podemos ver que sus oraciones eran largas y de auto conmiseración.

2. Marta: tuvo que enfrentar la muerte de su hermano Lázaro y su fe fue sacudida. Ella creía que porque Jesús se quedaba en su casa la muerte no la tocaría.

3. Elías: tuvo que ir a hablar con Acab y enfrentarse a los sacerdotes de Baal él solo. Como resultado, Jezabel lo persiguió para matarlo y él tuvo que huir. En 1 de Reyes 19:4 vemos que hay desesperación en su oración.

¿Qué ha golpeado tu fe?

Jesús también sufrió golpes a su fe, cada azote, insulto, palabra hiriente y humillación que Jesús recibió antes de ser crucificado fue un golpe de Satanás a su fe.

Detrás de cada golpe que recibes está la intención de Satanás de robarte la energía y hacer que te desanimes.

Pero, ¿qué hicieron Job, Marta y Elías? Fueron a Dios y siguieron confiando en él.

Cuando recibes golpes a tu fe, debes hacer tres cosas:

  1. Sacúdete el desanimo, la tristeza, la auto conmiseración. Descubre la raíz de por qué estás así y rómpela.
  2. Pon tu esperanza en Dios, confía en él y en que hará lo mejor para ti. Para eso necesitas alimentar tu confianza en Dios leyendo la Biblia. Recuerda, si Dios lo dice en su Palabra, es verdad.
  3. Alaba a Dios, decide alabar su nombre. Eso es justo lo que la carne no quiere hacer, alabar, ir a la iglesia, leer la Biblia. No le hagas caso a tu carne.

Predicación del 19 Marzo de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia – Bogotá – Colombia por Carlos Olmos. #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Etiqueta: 
Tipo: 
Audio y Video