Predicaciones

El gozo del Señor es mi fortaleza - Natalia Nieto - 24 Agosto 2014

Tristeza y melancolía son dos sentimientos normales que Dios puso en nuestro corazón, pero cuando se prolongan son una señal de peligro porque pueden causar depresión.

Algunos síntomas de depresión:
  • Tristeza profunda
  • Ataques de rabia
  • Pérdida de interés en las actividades
  • Dificultad para concentrarse
  • Trastorno del sueño
  • Ideas suicidas
  • Dolores de estómago o de cabeza

La depresión se genera por causas internas y externas. Las internas tienen que ver con desórdenes hormonales que pueden ser heredados, para tratarlos es necesario ir al médico.

Las causas externas pueden ser: no cerrar ciclos, abandono, enfermedades críticas que causaron aislamiento, entre otras.

En la Biblia podemos ver a varias personas que pasaron por momentos de crisis, uno de ellos es Habacuc.

¿Cómo Habacuc salió de la crisis?

Habacuc 3: 17-19 dice: “Aunque la higuera no florezca ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo y los labrados no den mantenimiento, aunque las ovejas sean quitadas de la majada y no haya vacas en los corrales, con todo, yo me alegraré en Jehová, me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová, el Señor, es mi fortaleza; él me da pies como de ciervas y me hace caminar por las alturas".

¿Qué hizo Habacuc?

1. Creyó: él creía que su vida era importante para Dios.

2. Le contó a Dios cómo se sentía: debemos creer que Dios siempre va a escuchar. Después de abrir su corazón Dios le respondió a Habacuc.

3. Escribió las promesas de Dios: Habacuc 2:2-3 dice: “Jehová me respondió y dijo: «Escribe la visión, grábala en tablas, para que pueda leerse de corrido. Aunque la visión tarda en cumplirse, se cumplirá a su tiempo, no fallará. Aunque tarde, espérala, porque sin duda vendrá, no tardará»”.

En momentos de crisis necesitamos plasmar lo que Dios dice porque eso es lo que nos dará esperanza.

4. Se quejó y después sí oró: Dios nos da el espacio para expresar nuestra queja pero esa queja debe tener un límite porque la queja no es una oración.

Cuando oramos sin queja, logramos caminar en las alturas y descubrimos que el gozo viene de Dios.

Predicación del 24 Agosto de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Natalia Nieto. #SuPresenciaenInternet

Los 613 mandamientos - Pastor Andrés Corson - 20 Agosto 2014

Pablo no predicó en contra de la ley de Dios sino en contra de quienes decían que era necesario cumplir la ley para ser salvos.

La Biblia dice en Efesios 2:8-9 que somos salvos por gracia y que nadie puede jactarse de ser salvo porque es un regalo.

Pero, que no necesitemos obras para ser salvos no significa que tengamos permiso para pecar.

Somos salvos por gracia por medio de nuestra fe en Jesús para buenas obras. Romanos 3:3-1 dice: “Entonces, si hacemos énfasis en la fe, ¿eso significa que podemos olvidarnos de la ley? ¡Por supuesto que no! De hecho, sólo cuando tenemos fe cumplimos verdaderamente la ley”.

Guardamos la ley porque queremos ser santos y agradar a Dios. También para disfrutar los beneficios de la obediencia (Josué 1:8), la ley de Dios nos da felicidad (Salmo 119:35), la ley de Dios nos hace sabios (Salmo 19:7).

La ley de Moisés tiene 613 mandamientos que no tenemos que cumplir gracias al nuevo pacto, algunas de estas normas son por ejemplo las leyes ceremoniales, las leyes del templo, las leyes judías como la circuncisión o las fiestas. No tenemos que cumplir las normas de la dieta judía ni guardar las leyes civiles de la nación de Israel.

Sin embargo, que no tengamos que cumplir esta ley no significa que no sirva. Lo que sucede es que a partir de la cruz Dios escribió la ley con su dedo en nuestro corazón, eso significa que, cuando leemos la ley, el Espíritu Santo nos indica cuáles de los 613 mandamientos de la ley de Moisés deberíamos cumplir y cuáles no.

Estas son algunas leyes que podemos guardar por amor a Dios:

Positivas:

  • Tener una relación con Dios
  • Creer en él y en que es el único Dios
  • Amar a Dios
  • Temer a Dios
  • Servirle a él
  • Vivir conforme a su Palabra
  • Santificar su nombre

Leyes negativas (lo que no debemos hacer):

  • Tener ídolos
  • Sacrificar a los hijos
  • Levantar imágenes a dioses
  • Consultar espíritus
  • Profetizar falsamente
  • Adivinación, hechicería, conjuros, invocar espíritus, servir de mediums
  • Mujeres vestirse con ropa de hombre y hombres con ropa de mujer
  • Marcar el cuerpo con tatuajes para rendirle culto a esas imágenes
  • Usar el nombre de Dios en vano
  • Aprovecharnos de otros en los negocios.

Predicación del 20 Agosto de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

El espíritu de control en la iglesia - Pastor Andrés Corson - 17 Agosto 2014

Juan 6:5 narra que una gran multitud seguía a Jesús por todas partes. Esta multitud buscaba señales milagrosas, mientras que los apóstoles querían ser formados por Jesús.

¿Eres multitud o quieres ser formado?

Mateo 28:16-19 muestra que la estrategia de Jesús para ganar al mundo es el discipulado. Él formó a sus discípulos por tres años para que ellos formaran a otros.

Uno de los riesgos de la iglesia celular es el espíritu de control. Dos maneras de evitar que este espíritu entre en la iglesia es hacer guerra espiritual y trabajar en las inseguridades de los líderes.

Jesús se dedicó tres años a formar a sus discípulos. Este es el mejor ejemplo de lo que hace un buen líder, no mantiene a sus discípulos debajo de él por mucho tiempo. Un buen líder deja que sus discípulos cometan errores y busca que ellos sean iguales o mejores que él.

La iglesia fue comprada con la sangre de Jesús, pero muchos la desprecian por los errores cometidos por personas que pertenecen a ella.

¿Qué es discipular?

  • Es enseñar, no controlar.
  • Es formar en cada persona en carácter de Cristo.
  • Es confrontar y pedir cuentas con amor.

¿Qué es controlar?

(Mateo 20:25-28)

  • Abusar de la autoridad: usar la posición para lograr propósitos personales. Abusar espiritualmente: hacerle creer a las personas que deben hacer lo que se les dice porque eso es lo que Dios quiere.
  • Imponer un ambiente opresivo y controlador: un lugar donde hay amenazas. Tener actitud elitista: creer que solo en una iglesia determinada está la presencia de Dios.
  • Las iglesias donde opera el espíritu de control se caracterizan porque, por ejemplo, las personas no pueden tomar decisiones sin el consentimiento de su líder. No se permite que quienes asisten vayan a otras iglesias. Se distorsionan verdades bíblicas como la lealtad y la sumisión.
Ser escudero es cubrirle la espalda a alguien, no cubrir su pecado.

¿Qué le da lugar al espíritu de control en la iglesia?

  • Las inseguridades: miedo a perder lo que no merecemos.
  • Tener miedo de que Dios les dé a otros lo que nos dio por gracia.
  • Miedo de que Dios nos quite para darles a otros.

Siempre habrá personas que nos recordarán nuestras inseguridades. Sin embargo, debemos perdonar, renovar la mente y hacer guerra espiritual. La vida de Saúl es un ejemplo de eso. La raíz de rechazo en su vida lo volvió adicto a la aprobación (1 Samuel 15:30).

¿Qué quiere Dios que hagamos?

Mateo 10:8: “Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los que tienen lepra, expulsen a los demonios. Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente”. Dios quiere que demos por gracia lo que de igual manera recibimos.

Predicación del 17 Agosto de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Jesús vino a cumplir la ley - Pastor Andrés Corson - 6 Agosto 2014

El despertar de la gracia nos ha recordado verdades como:

La obra de Jesús en la cruz fue completa, no se trata de lo que nosotros hagamos sino de lo que Jesús ya hizo, somos libres de la condenación, la ley no puede liberarnos del pecado pero la cruz sí, podemos apropiarnos de los beneficios de la cruz, tenemos seguridad del amor de Dios y de su salvación.

Pero el despertar de la gracia también ha hecho énfasis en cosas que no son ciertas como, por ejemplo, que ya no tenemos que guardar la ley de Dios. Para quienes predican esto, la ley es un listado de prohibiciones o cosas que debemos hacer.

Para nosotros, la ley de Dios es su Palabra, son los deseos de su corazón, la voluntad de Dios, las normas de conducta de la vida cristiana y leyes espirituales que tienen beneficios.

Para una correcta interpretación de las Escrituras necesitamos leer y comparar todos los versículos relacionados con un tema.

Si aplicamos versículos que se acomodan a lo que creemos no estamos siendo objetivos.

Una de las verdades más importantes que nos muestra la Biblia es que nuestra obediencia a Dios es el resultado de nuestra fe en él y que a partir de la cruz, Dios escribió su ley en nuestro corazón. Ya que la ley está grabada en nuestro corazón, ya no necesitamos una lista de normas y reglas, porque sabemos cuando algo está mal y cuándo hemos pecado. Sin embargo, los fariseos convirtieron la ley en un yugo.

Gracias al Espíritu Santo, sabemos cuándo podemos romper una ley como lo hizo Jesús. En Mateo 12:12 vemos que Jesús violó la ley del reposo pero con el fin de hacer el bien. Él supo que podía hacerlo gracias al Espíritu Santo.

En Mateo 5:17 Jesús aclaró: “No piensen que he venido a anular la ley o los profetas; no he venido a anularlos sino a darles cumplimiento”.

Pero los que distorsionan el mensaje de la gracia dicen que la ley debía cumplirse solo mientras Jesús vivía. Sin embargo, en Mateo 5:18 Jesús dijo: “Les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, ni una letra ni una tilde de la ley desaparecerán hasta que todo se haya cumplido”.

Predicación del 6 Agosto de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

El espíritu de control en el hogar - Pastor Andrés Corson - 3 Agosto 2014

Génesis 2:24 dice: “Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser”. Sin embargo, ser uno solo, no significa que seamos iguales.

Amor no es solo romance, es darle la libertad al otro de ser como es.

Ni nuestra pareja ni nuestros hijos nos pertenecen.

Somos administradores de lo que Dios nos ha confiado y de eso tendremos que rendirle cuentas a Dios.

Dios quiere que nuestro matrimonio sea un lugar de libertad.

Estas son algunas características del el espíritu de control.

  • Donde hay una Jezabel (espíritu de control) tiene que haber uno o más Acab (espíritu de pasividad). Jezabel se encarga de hacerle saber a los demás que sin él o sin ella es imposible hacer cualquier cosa.
  • Abuso emocional: hacer que la otra persona se sienta culpable.
  • Manipulación espiritual: usar la Biblia para manipular.
  • Abuso mental: infundir temor e intimidación.
  • Abuso verbal: pedir que se hagan las cosas a la manera propia.

Estas son señales que muestran que el espíritu de control está en nuestro hogar:

  1. Siempre se hace lo que una persona quiere.
  2. Si una persona no logra lo que desea, hace que los demás se sientan miserables.
  3. Las normas del hogar las determina una sola persona.
  4. Los hijos sienten temor de los padres.
  5. Los padres escogen la carrera de sus hijos.
  6. Hay una persona posesiva y controladora.
  7. Esposo, esposa, o hijos no desean estar en casa.
  8. Solo una persona surge dentro del matrimonio.
  9. Se usa el dinero para controlar.
  10. El Esposo o la esposa aísla a la otra persona de su familia.
  11. El Esposo o la esposa siempre quiere saber dónde y con quién está el otro.

¿Qué le da lugar al espíritu de control?

1. Inseguridades.

2. Cultura controladora.

3. Interpretaciones equivocadas de la Biblia.

4. Pecados como el egoísmo, los celos, la crítica, los temores.

5. No reconocer la importancia que ha tenido la pareja en la realización personal. Eclesiastés 4:9 dice: “Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo”. Sin embargo, esto no significa que estar solo es ser infeliz.

Las personas no pueden ser la fuente de la felicidad.

Debemos sentirnos realizados cuando estamos solos, así no tendremos expectativas equivocadas del matrimonio.

Eclesiástes 4: 12 dice: “Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!”. El tercer hilo es el Espíritu Santo.

Oración de la serenidad: “Dios, dame la gracia para aceptar con serenidad las cosas que no pueden ser cambiadas”.

Predicación del 3 Agosto de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet

Ser ejemplo - Joy Corson - 30 Julio 2014

1 Timoteo 4:12 dice: “No permitas que nadie te subestime por ser joven. Sé un ejemplo para todos los creyentes en lo que dices, en la forma en que vives, en tu amor, tu fe y tu pureza”.

Muchos hombres de la Biblia llegaron a ser lo que fueron gracias a que siguieron el buen ejemplo de otros, por ejemplo: Eliseo llegó a ser un gran profeta después de servir a Elías. Josué aprendió de su líder Moisés. Isaac amó a Dios como su padre Abraham.

Nosotros podemos decidir si vamos a seguir el buen ejemplo o el mal ejemplo.

Pablo le dice a Timoteo que sea ejemplo en:

1. Sus palabras. Esto significa:

  • Reconocer el poder de la palabra hablada y saber que esta tiene poder para destruir o animar.
  • El modo o el tono en que hablamos.
  • Hablar con verdad.
  • Conocer la palabra que Dios ha hablado, creerla y retenerla.

2. La forma como vivimos: esto implica vivir en pureza, con una conducta carente de vanagloria y sensualidad. Cuidar nuestra imagen y apariencia de tal manera que sea limpia y modesta.

3. Nuestra fe: debemos ser personas que deciden creer y actuar sobre la base de lo que Dios ha dicho. También significa que las personas puedan tener fe en nosotros.

4. En la forma como amamos: 1 Corintios 4-7 dice: “El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa. El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia”. Ser ejemplo de amor es amar al prójimo. El amor por Dios afecta nuestros deseos y nuestras acciones.

Pedro sabía que amaba a Jesús pero también sabía que había fracasado porque lo negó. Sin embargo, Pedro fue transformado para siempre porque ya no dependía sí mismo sino del Espíritu Santo.

Predicación del 30 Julio de 2013 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia – Bogotá – Colombia por Joy Corson. #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Etiqueta: 
Tipo: 
Audio y Video

Cambios para dar fruto - Orlando Reyes - 20 Julio 2014

En el deporte los resultados son importantes. El fruto es a nuestra vida lo que los resultados son al deporte. No podemos ser indiferentes frente a los resultados que Dios espera de nosotros. Tenemos un Dios que espera lo mejor porque él ha puesto de su potencial en nosotros.

Si él nos exige es porque sabe que podemos lograrlo.

El fruto es la consecuencia del trabajo, el resultado de una siembra y un cuidado. Dios nos da la capacidad para dar fruto. Cuando Dios tiene una semilla, él no ve una semilla sino un árbol, él ve todo lo que tenemos para dar.

A Dios no le gustan las personas improductivas que nada hacen para alcanzar sus promesas. Debemos honrar las instrucciones de Dios porque ellas nos ayudan a dar resultados. Debemos hacer caso a lo que nuestro grandioso Dios nos habla.

Dios corta la improductividad pero el fruto es podado. Dios corta aquellas personas que insisten en vivir en la rutina, el pecado y la mediocridad. Mediocridad es insistir en hacer las mismas cosas sin generar resultados, es escuchar la Palabra y no hacer nada.

Dios nos poda a través de las personas, de nuestra pareja, nuestro jefe, o nuestro líder. Él quiere que lo peor y lo mejor salga. Él quiere que nuestra vida sea productiva y en ocasiones usa los conflictos para asegurarse de que pasemos a un nivel mayor.

El fruto lo damos por el arrepentimiento, este trae lo sobrenatural de Dios. Mateo 12:33 dice: “Si tienen un buen árbol, su fruto es bueno; si tienen un mal árbol, su fruto es malo. Al árbol se le reconoce por su fruto”.

Para dar fruto es necesario hacer cambios pues la rutina nos vuelve personas que no ven las oportunidades.

Para generar cambios hay que proponerle cosas a Dios.

Predicación del 20 Julio 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Orlando Reyes. #SuPresenciaenInternet

Gracia vs. Justicia - Pastor Andrés Corson - 16 Julio 2014

Es Dios quien está despertando el mensaje de gracia porque él quiere que nos enfoquemos en la obra completa de Jesús en la cruz. Pero para no irnos al extremo necesitamos tener clara la doctrina de salvación.

Daniel 6:3 dice que Daniel demostró ser más capaz que los demás administradores que tenía el rey Darío. Sin embargo, ellos buscaron promover una ley estricta según la cual quien adorara a otro Dios diferente al rey sería arrojado al foso de leones. El rey apreciaba a Daniel pero la ley era clara y quiso buscar una forma de salvarlo.

¿Por qué Darío siendo rey no podía simplemente anular la sentencia de muerte contra Daniel? La respuesta es: a causa de la justicia. Si una figura de autoridad viola su palabra pierde credibilidad.

Pero, ¿cómo puede una autoridad salvar a quien ama de un castigo que busca impartir justicia? ¿Cómo salvarlo sin violar la ley? Esto es lo más importante en la doctrina de salvación, por un lado está el amor de Dios, por el otro su justicia. Las dos cosas son importantes. Él podría violar su ley pero perdería toda credibilidad y nadie respetaría sus leyes.

Al enviar a su propio hijo a morir por nuestros pecados Dios mostró su justicia pero también mostró su gracia.

Un desconocimiento acerca de la justicia ha convertido el despertar hermoso de la gracia en una corriente peligrosa que invita a la gente a pecar.

¿Qué es justicia?

Es la consecuencia justa de nuestras acciones, bendición si hacemos el bien o maldición si hacemos lo malo. Justicia significa tener los mismos derechos y consecuencias para todos. Ser justo es la capacidad de juzgar objetivamente sin involucrar sentimientos o intereses.

Dios estableció todas las leyes del universo para nuestro bien. Pero todas estas reglas están basadas en el amor. Todos los mandamientos pueden resumirse en una sola palabra amor (Gálatas 5: 14). Pero Dios no solo estableció leyes sino consecuencias con el fin de que tomemos las leyes en serio.

¿Qué es gracia?

Es un favor inmerecido e inesperado de parte de Dios. Es el regalo inmerecido de la salvación que Dios le dio a toda la humanidad al enviar a su hijo a la cruz. La gracia hace que Dios se sienta complacido con una persona. Es el amor a pesar de. Pero gracia no es impunidad.

El propósito de Dios al enviar a su hijo a morir en la cruz es poner fin al pecado y prevenir más pecados. Gracia sin justicia es injusticia y permisividad. Pero a pesar de nuestro pecado Dios nos ama y quiere liberarnos del castigo. Pero, ¿cómo podría perdonarnos sin violar su palabra y sin darnos licencia para pecar? ¿Cómo mostrar su odio por el pecado pero su amor por nosotros? La solución que Dios encontró fue hallar a un sustituto, alguien que recibiera el castigo que todos merecíamos. Una persona que muriera en nuestro lugar. Jesús voluntariamente se ofreció.

Por eso el mensaje de la cruz es un mensaje de gracia y justicia. En lugar de ejecutar su sentencia sobre nosotros Dios hizo algo más grande, ejecutar su justicia sobre su propio hijo para mostrarnos dos cosas: su gracia y su justicia.

Predicación del 16 Julio de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. www.twitter.com/corsonandrew #SuPresenciaenInternet

Armas de Guerra - Henry Pabón - 12 Julio 2014

El plan de Dios no es solamente presentarnos al enemigo sino darnos las armas de guerra para vencerlo, para eso necesitamos conocerlo.

Santiago 4:7 dice: “Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes”. La sujeción a Dios es nuestra principal arma de guerra contra Satanás. Dios quiere que nos apropiemos de nuestras armas espirituales.

2 Reyes 18 habla acerca del rey Ezequías, un rey de Judá que confiaba en Dios y permaneció fiel a él. Sin embargo, enfrentó cuatro batallas fundamentales:

1. La guerra por su origen:

Era el hijo de un rey llamado Acaz. Este era un rey sanguinario que adoptó a los dioses de otros reinos y le fue infiel a Dios. Ezequías fue consciente del pecado de su papá pero usó un arma poderosa que se llama nuevo nacimiento. 2 crónicas 29:1-2 dice que Ezequías decidió no seguir el ejemplo de su padre sino de su antepasado, el rey David, y hacer lo que le agrada a Dios.

2. La guerra por el control:

El diablo se manifestó en la vida de este rey por medio de Senaquerib, rey se Asiria, quien intentó ponerlo en vergüenza (2 Crónicas 32). Esta es una de las estrategias de Satanás, ridiculizarnos y hacernos pensar que Dios está en contra nuestra.

3. La guerra por su propósito:

La muerte quería tocar la vida del rey Ezequías, sin embargo él le pidió a Dios que no lo dejara morir. Satanás quiere matarnos pero debemos estar determinados a no irnos de esta tierra hasta que cumplamos el propósito de Dios. Dios le concedió al rey 15 años más de vida porque sabía que estaba cumpliendo con su propósito.

4. La guerra por su orgullo:

Ezequías cometió un error motivado por su soberbia. En el momento del éxito no podemos olvidar que este no es por nosotros ni para nosotros, es para las generaciones que vienen detrás. El éxito le pertenece a Dios.

Predicación del 12 julio de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por Henry Pabón. #SuPresenciaenInternet

Información

Predicador o Pastor: 
Categoria: 
Etiqueta: 
Tipo: 
Audio y Video

El espíritu de control - Pastor Andrés Corson - 6 Julio 2014

Hemos sido llamados a ser libres, pero Satanás quiere quitarnos la libertad, si no lo logra por medio del pecado lo hará por medio del espíritu de control.

Satanás siempre ha querido destituir las ideas de Dios. El matrimonio es un ejemplo, lo que destruye los hogares no es el adulterio sino el espíritu de control. El divorcio o el adulterio es la decisión que toma una persona que ha sido víctima del control de su pareja.

¿Qué lo causa?

  1. Rechazo: Jezabel fue rechazada por su papa pues fue entregada para casarse con Acab. Ella seguramente no lo amaba. Ella se sintió como un producto que se puede intercambiar.
  2. Inseguridades: si un pastor, o un líder tiene inseguridades empezará a controlar a las personas, a prohibirles cosas, a criticar a otros predicadores y a manipular. Toda persona insegura, critica y juzga a cualquiera que se convierta en una amenaza.
  3. Manipulación: hay personas que creen que necesitan manipular para conseguir lo que quieren.
  4. Control: haber crecido en un ambiente de control hace que este comportamiento se vuelva normal para muchas personas. La hija de Jezabel fue igual a ella, controladora.

Para que el espíritu de Jezabel pueda operar necesita que haya un Acab, es decir un espíritu de pasividad. Acab fue un gran conquistador, sin embargo, se sentía intimidado por su esposa, bajo la influencia de ella quedaba anulado.

Esto es lo que produce en nosotros el espíritu de Jezabel:

  • Miedo: 1 Reyes 19 muestra que Elías tuvo miedo a causa de Jezabel. Elías no era un cobarde, pero en presencia de ella sentía temor.
  • Deseo de huir: Jezabel pone el nosotros el deseo de abandonarlo todo, de escapar.
  • Cansancio: Cuando estamos bajo la influencia de Jezabel el cansancio físico se vuelve permanente, fuerte, pesado.
  • Dificultad para hacer las cosas: Jezabel trae pesadez e incluso insomnio.
  • Depresión: pone en nosotros el deseo de morir.
  • Pensamientos sexuales impuros: personas que ha sido sanadas de su pasado sexual o incluso aquellos que no tienen problemas en esta área pueden ser controlados por Jezabel a través de pensamientos sexuales impuros.
  • Idolatría: Jezabel busca que terminemos rindiéndole culto a eso que nos controla.

¿Cómo opera Jezabel?

  1. Busca intimidarnos o hacer que intimidemos a otros.
  2. Pone en nosotros egoísmo y el egocentrismo.
  3. Nos incita a hacer cualquier cosa con tal de lograr nuestros objetivos.
  4. Injusticia: este es uno de los pecados que Dios más odia. Injusticia es favorecer al culpable y castigar al inocente. Toda injusticia que cometemos en contra de una persona la cometemos en contra de Dios.
  5. Abuso de poder: es usar la posición y autoridad para lograr lo que deseamos.
  6. Manipulación: hacer las cosas con intenciones ocultas.
  7. Falsas acusaciones: Jezabel quiere que mintamos para dañar la reputación de otras personas.
  8. Homicidio: estar dispuestos a matar con tal de lograr un objetivo.

El problema es que tratamos de luchar contra Jezabel en el plano físico, pero Jezabel es un espíritu.

En lugar de tratar de razonar con los espíritus debemos usar armas espirituales en contra de ellos, es decir, la oración.

Predicación del 6 Julio de 2014 en el Auditorio de la Iglesia El Lugar de Su Presencia - Bogotá - Colombia por el Pastor Andrés Corson. #SuPresenciaenInternet